Web Oficial
Mi reserva
Hotel Carlos I Toledo  header
Home > Ruta del Renacimiento de Toledo

Ruta del Renacimiento de Toledo
Hotel Carlos I Toledo



La mejor manera de conocer la maravillosa ciudad de Toledo es a través de sus variadas y diversas rutas, ya que alberga muchísimos vestigios y monumentos de las distintas civilizaciones y culturas que la han ocupado a lo largo de los siglos. En esta ocasión, os proponemos una ruta del renacimiento de Toledo, que estamos seguros que no os decepcionará.

Para introducirnos en el tema, es importante saber que el momento de máximo esplendor de Toledo coincidió con la llegada de Carlos V (hijo de Juana la Loca) al trono español. Fué entonces cuando se le otorgó el título de Ciudad Imperial y se ordenó la transformación bajo el modelo renacentista de mediados del siglo XVI, estilo al que pertenecen algunos de los monumentos más impresionantes y más visitados de la ciudad.

Empezaremos nuestra ruta del renacimiento de Toledo caminando hacia la cima de la colina más alta de la ciudad, a 548 m, donde encontraremos el espectacular Alcázar. Los vestigios de este edificio indican que existieron estructuras anteriores, aunque siempre fué un lugar fortificado, desde el pretorio romano hasta la defensa de la alcazaba musulmana.

El actual edificio fue mandado construir por Carlos V, para así tener una residencia digna cuando visitara la ciudad. Para ello, se destruyó y reformó casi por completo el anterior castillo medieval para poder adecuarse al estilo renacentista del momento. Posteriormente, el Alcázar se utilizó como cárcel de la Corona, cuartel militar y taller de sederos, antes de albergar la Academia de Infantería. Sufrió varios incendios y parte del edificio se perdió durante la Guerra de Sucesión, la Guerra de Independencia y durante la Guerra Civil Española en 1936. Su reconstrucción empezó en el año 1940, finalizando en 1961 con la inauguración del monumento a los defensores del Alcázar durante la Guerra Civil. No hay duda de que el Alcázar es uno de los lugares más bonitos e impresionantes de la ciudad de Toledo, además, gracias a su posición privilegiada y a su altura, podrás gozar de unas vistas espectaculares de toda la ciudad.

Es hora de despedimos del Alcázar para descubrir otro de los edificios renacentistas de la ciudad de Toledo, el Hospital de Tavera, considerado el primer edificio totalmente renacentista de Castilla. Fue proyectado durante el siglo XVI con un doble propósito: como hospital y como panteón de su fundador, el cardenal Juan Pardo Tavera. Su construcción marcó el comienzo de un programa de renovación arquitectónica y urbanística de la ciudad, ideado por Carlos V y su círculo de humanistas con la intención de adaptar la imagen de Toledo a su papel de ciudad imperial.

Siguiendo con nuestra ruta del renacimiento de Toledo, nuestra siguiente y última parada es el antiguo Hospital de Santa Cruz, una construcción llevada a cabo durante el siglo XVI que actualmente funciona como Museo Provincial. El hospital fue fundado por el cardenal D. Pedro González de Mendoza para centralizar la asistencia de niños y niñas huérfanos y desamparados de la ciudad. La estructura del edificio supuso una auténtica innovación, ya que se introdujo una nueva tipología arquitectónica renacentista de influencia italiana. Sin duda, un lugar digno de ver por su innovación y belleza.

Si estás pensando visitar la ciudad durante estas vacaciones, no puedes irte sin hacer la ruta del renacimiento de Toledo. Desde el Hotel Carlos I, te invitamos a pasearte por nuestras calles, visitar nuestros monumentos y edificios que te transportarán a siglos pasados, donde conocerás y aprenderás de nuestra cultura e historia de nuestra ciudad. ¡No te arrepentirás!