Web Oficial
Mi reserva
Hotel Carlos I Toledo

Hotel Carlos I Toledo

Yuncos, Toledo
Hotel Carlos I Toledo  header
Home > Cinco pueblos con encanto en Toledo

Cinco pueblos con encanto en Toledo
Hotel Carlos I Toledo



Toledo es impresionante, una ciudad monumental digna de visitar, conocida como la ciudad de las Tres Culturas. Pero, ¿qué hay más allá de la ciudad? Numerosos pueblos con encanto en Toledo, algunos casi desconocidos, se reparten a lo largo de la provincia, con grandes joyas patrimoniales y turísticas que sorprenden a todo aquel que los visita. ¡Déjate sorprender por su patrimonio, su gastronomía y su belleza!

Desde el Hotel Carlos I te invitamos a que prepares una escapada relax y conozcas los siguientes pueblos con encanto en Toledo para desconectar del bullicio urbano, pues en ellos solo tendrás que adentrarte en su historia para disfrutar de un plan tranquilo repleto de magia.

¿Qué esconden los pueblos con encanto en Toledo?

Estos cinco pueblos cuentan con un rico patrimonio cultural e histórico, y mantienen una estrecha relación con grandes obras literarias.

Consuegra
Consuegra es uno de los pueblos con más encanto de Toledo. El paisaje que lo rodea está caracterizado por un elemento simbólico de la zona: los molinos. Sobre el Cerro Calderico que rodea Consuegra existen hasta 12 molinos del siglo XVI que dotan de una gran belleza el entorno. Junto a ellos, podrás visitar el Castillo de la Muela, una fortificación que cuenta con más de mil años de historia.

Dentro del propio pueblo, puedes visitar la Plaza de España, donde destaca su Ayuntamiento o el Edificio de los Corredores, caracterizado por sus balcones de madera. También puedes visitar la Iglesia del Convento de las Carmelitas, de finales del siglo XVI, la Iglesia de San Juan Bautista o la Casa de la Tercia, donde antiguamente se encontraba el Palacio Prioral de la Orden de San Juan.

Tembleque
Tembleque es uno de los pueblos que debes de visitar ya que su villa y su entorno te descubrirá la esencia de los típicos paisajes manchegos, por donde pasa la Ruta de los Molinos de Don Quijote de La Mancha, uno de los mayores atractivos que ofrece la provincia de Toledo.

En el mismo pueblo es de carácter obligatorio visitar la Plaza Mayor del siglo XVII, una plaza de planta cuadrada caracterizada por sus columnas de granito y sus balconadas de madera. Otros de los lugares que tienes que visitar es la Casa de las Torres, declarada Monumento Histórico-Artístico.

Escalona
Este precioso pueblo toledano es conocido por otra de las obras más reconocidas de la literatura española: El Lazarillo de Tormes. La localidad destaca por su entorno, a orillas del río Alberche, y su maravilloso patrimonio.

Entre los monumentos que debes visitar se encuentran los restos del Castillo y su palacio. La Plaza Mayor también es de gran interés por ser el lugar donde se suceden los últimos capítulos del primer libro de El Lazarillo, así como la Iglesia de San Miguel Arcángel o el Convento de las Concepcionistas Franciscanas.

El Toboso
Aunque no hayas oído hablar de El Toboso, seguro que sí conoces a la apuesta Dulcinea de la novela de El Quijote, pues ella vivía en este pueblo que Cervantes puso en el mapa. En El Toboso podrás conocer la escultura de El Quijote y Dulcinea, la casa museo de Dulcinea o el Museo Cervantino, así como las casas señoriales de la villa, las casas priores de las órdenes de Santiago y San Juan de Malta, el Monasterio de la Concepción, del siglo XVI y la Iglesia de San Antonio Abad.

Maqueda
Al norte de la provincia, encontramos otro de los pueblos con encanto en Toledo. Se trata de Maqueda, el que fue un importante enclave dentro de la Reconquista, pero aun antes fue un lugar relevante, tal y como indican los restos de su antigua fortaleza romana.

Uno de los principales símbolos que debes visitar es el Castillo de la Vela, construido sobre un antiguo puesto de vigía romano. Su perfecto estado de conservación le valió para ser declarado Monumento Histórico-Artístico en 1931. Otro de los monumentos que debes visitar es la Iglesia Parroquial Santa María de los Alcázares, construida en el siglo XV y de estilo gótico mudéjar, así como la puerta califal y los restos de la antigua muralla.

En definitiva, no hay excusa para visitar estos cinco pueblos con encanto en Toledo durante tu próxima escapada. Alójate en el Hotel Carlos I, pues nos encontramos en una localidad vecina a todos ellos, desde donde podrás visitar cada uno apoyándote en las recomendaciones turísticas de nuestro personal. Además, contamos con aparcamiento cubierto para que puedas dejar tu vehículo al volver de tus visitar. ¿A qué esperas? ¡Disfruta de una experiencia cultural inigualable!